Gestión de riesgos Parte 2 – Partes Interesadas

El análisis de riesgos inicia con la identificación de las Partes Interesadas en el sistema de gestión de la calidad. El concepto de Partes Interesada es de reciente inclusión en la última revisión de ISO 9001 y es importante revisar su definición, según ISO 9000:

Parte Interesada (stakeholder), es una persona u organización que puede afectar, verse afectada o percibirse como afectada por una decisión o actividad de nuestra organización. Ejemplos de Partes Interesadas son: clientes (compradores, internos, usuario final, etc.), propietarios, personas de una organización, proveedores, bancos, legisladores, sindicatos, socios o sociedad en general que puede incluir competidores o grupos de presión con intereses opuestos.

A continuación, se presenta una recomendación de cómo se podrían abordar las Partes Interesadas desde el punto de vista del análisis de riesgos.

 

Paso 1 – Determinar las Partes Interesadas en el SGC.

La organización debe determinar qué personas u organizaciones tienen algún interés en sus decisiones o actividades de la organización misma. Esta es una actividad para la Alta Dirección y se puede realizar una Lista de Partes Interesadas en la Organización que incluyan, por ejemplo:

Gobiernos (federal, estatal y local), Clientes directos, Armadoras (OEMs), Usuarios finales, Órganos reguladores y normativos, Inversionistas, Proveedores, Empleados, Sociedad, etc.

 

Paso 2 – Determinar las Partes Interesadas Pertinentes (relevantes) al SGC.

La organización debe determinar qué Partes Interesadas le son relevantes. Esta es una actividad para la Alta Dirección y se recomienda usar la Matriz de Mendelow para la clasificación de partes interesadas. Las Partes Interesadas Pertinentes son las de mayor importancia para la organización y que tienen mayor influencia (poder) sobre la misma.

Como Partes Interesadas Pertinentes se esperaría encontrar, por ejemplo, a los Gobiernos, Clientes principales, Órganos normativos del sector, etc.

 

Paso 3 – Determinar las necesidades y expectativas de las Partes Interesadas Pertinentes (relevantes) al SGC.

La organización debe determinar las necesidades y expectativas de las Partes Interesadas Pertinentes, es decir, que esperan conseguir de la organización o qué desean que se realice o suceda. La Alta Dirección puede realizar una Lista de las necesidades y expectativas de las Partes Interesadas Pertinentes para cada una de las Partes Interesadas.

Las necesidades y expectativas pueden ser a nivel legal, normativo, regulatorio, producto, proceso, sistema de gestión, organización, comercial, ético, social, etc.

 

Paso 4 – Determinar los requisitos pertinentes (relevantes) de las Partes Interesadas Pertinentes (relevantes) al SGC.

Cuando la organización decide que la necesidad o expectativa de una Parte Interesada es pertinente (relevante) para la organización, ésta se convierte en un requisito (requerimiento) para el SGC y sus procesos.  La Alta Dirección puede realizar una Lista de Requisitos Pertinentes de las Partes Interesadas Pertinentes basada en los compromisos (legales, contractuales e incluso verbales) que se hayan acordado con las Partes Interesadas Pertinentes.

 

Si deseas saber más sobre este artículo comunícate hoy con nosotros, o te invitamos a nuestros próximos entrenamientos en las ciudades de Monterrey, Querétaro, Guadalajara, León y Ciudad de México. Para acceder a nuestro catálogo completo de cursos has click aquí.