Gestión de riesgos Parte 3 – Contexto de la Organización

Una vez que la organización ha determinado quiénes son las Partes Interesadas Pertinentes y cuáles son sus Requisitos Pertinentes, debe comprender el entorno en el que deberá llevar a cabo sus operaciones para cumplir estos Requisitos Pertinentes, a este entorno se le denomina Contexto de la organización.

El Contexto de la organización, según ISO 9000:2015, es la combinación de cuestiones (issues) internas y externas que pueden tener un efecto en el enfoque (approach) de la organización para el desarrollo y logro de sus objetivos. Este contexto también se le conoce en inglés como Business Environment, Organizational Environment o Ecosystem, y considera factores internos de la organización tales como los valores, cultura, conocimiento y desempeño de la organización, así como factores externos a la organización tales como entornos legales, tecnológicos, de competitividad de mercados, culturales, sociales y económicos.

El Contexto de la organización actualmente se caracteriza por el cambio acelerado, la globalización de los mercados, los recursos limitados y la aparición del conocimiento como un recurso principal. El impacto de la calidad se extiende más allá de la satisfacción del cliente y puede tener además un impacto directo en la reputación de la organización. Comprender el Contexto de la organización es un proceso que determina los factores que influyen en el propósito, objetivos y sostenibilidad de la organización.

Dentro del Análisis de riesgos, debemos determinar las cuestiones externas e internas a la organización que son pertinentes para su propósito y dirección estratégica y que afectan a su capacidad para lograr los resultados previstos de su sistema de gestión de la calidad.

Aquí se presentan 2 elementos importantes:

  • Resultados previstos en el SGC.

Se refiere al cumplimiento con los Requisitos pertinentes de las partes interesadas pertinentes.

  • Cuestiones (issues) externas e internas que son pertinentes.

Son los factores positivos y negativos, internos y externos que deben ser considerados por la organización debido a su potencial impacto en el cumplimiento de los Requisitos pertinentes de las partes interesadas pertinentes.

Aunque la norma ISO 9001:2015 no requiere el uso de alguna herramienta específica para el análisis del Contexto de la organización, se ha popularizado el uso del Análisis FODA, con su complemento CAME:

Paso 1 – Determinar Fortalezas.

Son los factores positivos e internos de la organización que impactan el cumplimiento de los Requisitos pertinentes de las partes interesadas pertinentes. La organización debería realizar acciones para MANTENER estos factores y así, reducir riesgos.

Paso 2 – Determinar Oportunidades.

Son los factores positivos externos que impactan el cumplimiento de los Requisitos pertinentes de las partes interesadas pertinentes. La organización debería realizar acciones para EXPLOTAR estos factores y así, reducir riesgos.

Paso 3 – Determinar Debilidades.

Son los factores negativos e internos que impactan el cumplimiento de los Requisitos pertinentes de las partes interesadas pertinentes. La organización debería realizar acciones para CORREGIR estos factores y así, reducir riesgos.

Paso 4 – Determinar Amenazas.

Son los factores negativos externos que impactan el cumplimiento de los Requisitos pertinentes de las partes interesadas pertinentes. La organización debería realizar acciones para AFRONTAR estos factores y así, reducir riesgos.

 

Si deseas saber más sobre este artículo comunícate hoy con nosotros, o te invitamos a nuestros próximos entrenamientos en las ciudades de Monterrey, Querétaro, Guadalajara, León y Ciudad de México. Para acceder a nuestro catálogo completo de cursos has click aquí.