¿Por qué usar el Diagrama de Tortuga en las Auditorías de proceso VDA 6.3?

Casi todos los proveedores en la cadena de suministro automotriz mantienen un sistema de calidad de acuerdo con diferentes estándares (por ejemplo, ISO 9001 o ISO / TS 16949).

En general, esto es requerido por los OEM (fabricante de equipos originales).

Si bien el sistema de calidad asegura la capacidad de un proveedor para producir un nivel definido de calidad del producto, los procesos de una organización son la base principal para garantizar el desempeño de una organización y asegurar su futuro exitoso.

La auditoría de proceso de VDA 6.3 es un procedimiento estandarizado para realizar auditorías de proceso dentro de un sistema de gestión de calidad y evaluar su capacidad y rendimiento.

Beneficios para la organización:

  • Las auditorías de procesos, internamente o con los proveedores, identifican claramente las debilidades, riesgos y fortalezas dentro de los procesos auditados.
  • El informe de auditoría del proceso proporcionará un análisis de excelencia del proceso auditado, de modo que se puedan crear actividades de mejora efectivas.
  • Los riesgos potenciales identificados por una auditoría de proceso ayudarán a evitar los costos de las garantías.
  • La auditoría del proceso apoyará la identificación de desperdicios y pérdidas de un proceso para aumentar la eficiencia del mismo.
  • La auditoría de proceso de VDA 6.3 cumplirá completamente el requisito de realizar auditorías de proceso debido a los detalles del cliente y a ISO / TS 16949 de la manera más efectiva y eficiente.

Si bien VDA recomienda el uso del diagrama de tortuga para mapear los pasos del proceso, identificar las interfaces y definir los riesgos potenciales que se investigarán durante la auditoría, las preguntas se agrupan por los Elementos de proceso de la Norma (P2 a P7):

P2: Gestión del proyecto

P3: Planificación del desarrollo de productos y procesos

P4: Implementación del desarrollo del producto y proceso

P5: Gestión de proveedores

P6: Análisis de proceso / Producción

P7: Atención al cliente, satisfacción del cliente, servicio

Un “Diagrama de Tortuga” es una herramienta de mejora de procesos (representación visual esquemática) de los elementos clave que forman un sólo proceso. Se utiliza un diagrama de tortuga para ilustrar el plan de una página para un solo proceso, incluidos los recursos necesarios para lograr el propósito del proceso. Dentro de la anatomía de un diagrama de tortuga está la visualización de las características clave del proceso, tales como entradas, salidas (expectativas), criterios (métricas) y otra información de alto nivel utilizada para ayudar a los interesados ​​relevantes del proceso en la ejecución efectiva y la mejora del proceso mismo.

Si bien no existe un requisito para el uso de diagramas de tortuga según ISO 9001, ISO 14001, IATF 16949 u otras normas internacionales, muchas organizaciones que usan diagramas de tortuga lo hacen para cumplir con los requisitos del sistema de gestión. Los diagramas de tortuga pueden reemplazar varios procedimientos documentados complejos de varias páginas (que pocos asociados leen en primer lugar, y en su lugar proporcionan una ilustración visual clara de lo que se espera de un proceso). Esta herramienta también puede funcionar como un contrato entre funciones cruzadas, ilustrando dónde comienzan y terminan los productos, la comunicación y otras transferencias.

Los diagramas de tortuga son un excelente punto de partida para mejoras significativas del proceso, cuando son construidos por sus respectivos interesados. Los campos para 1. proceso, 2. productos clave y 3. criterios pertenecen a los interesados ​​en el proceso, y la responsabilidad final recae en el propietario del proceso asignado. Al asignar la propiedad del proceso, la organización establece expectativas claras para el propietario del proceso y otros miembros del equipo del proceso. Por el contrario, los campos para 4. quién, 5. qué, 6. entradas y 7. cómo definen los recursos que necesita el equipo de proceso para lograr los resultados esperados. Usando este enfoque para la gestión de procesos, el diagrama de tortuga puede servir como un “contrato” entre el Propietario del proceso y el liderazgo de la organización. Si las expectativas (resultados) cambian, entonces se debe considerar los recursos respectivos necesarios para cumplir con estas nuevas expectativas.

El carril primario para el diagrama de tortuga contiene información para las entradas clave, los pasos clave del proceso y las salidas clave.

Entradas: ingrese detalles de la entrada real del proceso, como información clave, informes, componentes, materiales, cronogramas, requisitos u otra información. Los insumos provienen de proveedores; algunos proveedores externos, pero con mayor frecuencia proveedores internos.

Proceso: ingrese el nombre / título del proceso que se describe. Algunos grupos eligen enumerar las 2-5 actividades principales que ocurren dentro de este proceso en particular (es decir, cargar horno, hornear donas, descargar donas).

Salidas: ingrese los detalles de la salida real del proceso deseado, como el producto en etapa avanzada, documentos actualizados, transacciones de inventario, registros completados, etc., vinculados a una medida real de efectividad.

Los carriles secundarios para el diagrama de tortuga contienen recursos clave que se necesitan para alcanzar las expectativas (resultados) deseadas.

Qué: Equipo y materiales: ingrese los detalles de la máquina clave, materiales, equipo de prueba, sistemas informáticos, software, etc. utilizados en el proceso.

Quién: Personal y Competencias: ingrese los requisitos de personal, incluidas habilidades especiales, competencias, certificaciones, licencias, requisitos de capacitación, restricciones, etc.

Cómo: Documentación o métodos – Documentación / Métodos – Ingrese documentación adicional, como procedimientos operativos estándar clave (SOP), instrucciones de trabajo (WI), ilustraciones de configuración, listas de verificación u otros métodos específicos de referencia (por ejemplo, GAAP, Manual del empleado, manual del propietario), etc.

Criterios: objetivos y metas: ingrese objetivos medibles y metas asociadas con los resultados del proceso, como la efectividad, la eficiencia o las medidas presupuestarias (es decir, el % de partes buenas, el % de cumplimiento del cronograma, $ real versus presupuesto, etc.).

 

Conclusión:

En SPC Consulting Group contamos con amplia experiencia en consultoría y entrenamientos para implementar EL diagrama de tortuga para la gestión de auditoria de proceso VDA 6.3, en tu empresa, mediante nuestros Servicios de Consultoría ayudamos a nuestros clientes a alcanzar sus objetivos, comprendiendo sus necesidades, proporcionando soluciones prácticas y efectivas.

Si deseas saber más sobre este artículo, o requieres consultoría especializada para tu empresa comunícate hoy con nosotros, o te invitamos a nuestros próximos entrenamientos en las ciudades de Monterrey, Querétaro, Guadalajara, León y Ciudad de México. Para acceder a nuestro catálogo completo de cursos 2020 haz click aquí.

Comentarios