¿Qué es el SPC? Aplicaciones y beneficios en la Industria

¿Qué es el control estadístico de procesos (SPC)?

Todos sabemos que la medición es parte integral de la metodología de mejora en el control de proceso.

Los objetivos principales del uso de gráficos de Control estadístico de procesos (SPC) es comprender qué es “diferente” y que es “normal”. Al usar estos cuadros, podemos entender dónde se debe concentrar el enfoque del trabajo para hacer una diferencia. También podemos usar gráficos SPC para determinar si una accion realmente está impactando positivamente un proceso y también usarlos para “predecir” estadísticamente si un proceso es “capaz” de alcanzar un objetivo. Es por eso que se utilizan gráficos SPC:

  • Como forma de demostrar y pensar sobre la variación.
  • Como herramienta simple para analizar datos: medición para mejorar
  • Como una herramienta para ayudar a tomar mejores decisiones: fácil y sostenible de usar

¿Cuáles son los elementos principales de un gráfico SPC?

  • Los datos en sí, que son datos generados a lo largo del tiempo, normalmente se muestran como puntos de datos distintos con líneas entre ellos.
  • La media de los datos.
  • Los límites de control superior e inferior (LCS y LCI), que se establecen según el tipo de gráfico SPC.

Por lo general, estas son a 3 desviaciones estándar de la media.

A veces (y útil para la interpretación) el gráfico mostrará tercios (1 y 2 desviaciones estándar de la media) entre la media y los límites de control.

¿Para qué se utiliza el SPC?

Los gráficos SPC tienen múltiples usos, pero en resumen se pueden usar para:

  • Identificar si un proceso es sostenible, es decir, si sus mejoras se mantienen a lo largo del tiempo.
  • Identificar cuándo una mejora implementada ha cambiado un proceso, es decir, no solo ha ocurrido por casualidad.
  • Comprender que la variación es normal y ayudar a reducirla.
  • Comprender los procesos en general: ayudar a hacer mejores predicciones y, por lo tanto, mejorar la toma de decisiones
  • Reconocer anomalías en los procesos.
  • Probar o refutar suposiciones y (malas) concepciones sobre los servicios.
  • Para impulsar la mejora: se utiliza para probar la estabilidad de un proceso antes del trabajo de rediseño, como Demanda y Capacidad

Otras aplicaciones prácticas de los gráficos SPC incluyen la capacidad de calcular un “Capacidad recomendada” basada en la demanda mediante el uso de los gráficos para trazar la demanda diaria durante hora.

 ¿Cuándo no se debe utilizar el SPC?

Los gráficos SPC son muy útiles, pero no se deben usar cuando:

  • Se tengan que resolver problemas de proceso: se necesitará mayor análisis para comprender el proceso para un posible rediseño.
  • Para proporcionar todas las respuestas: el análisis SPC es una herramienta para complementar todas las demás metodologías, es decir, mapeo de procesos y análisis de capacidad.
  • Validar datos: el SPC solo es tan válido como los datos utilizados

Capacidad de procesamiento

Los gráficos SPC también pueden permitirle ver si un proceso en particular puede alcanzar un objetivo específico.

El cálculo utilizado determinará la capacidad del proceso. La mayoría del software actualmente disponible para generar gráficos SPC no calculará la capacidad del proceso, por lo que esto deberá hacerse manualmente.

El cálculo utilizado para determinar la capacidad del proceso es:

Capacidad   =    ___Objetivo – Promedio___

                              3 σ desviación estándar

Un valor de 1 significa que el proceso es 100% capaz de alcanzar el objetivo. Una cifra negativa significa que más del 50% de los datos no alcanzarán un objetivo determinado.

El procedimiento para calcular la capacidad del proceso es, por lo tanto:

  • Una prueba de estabilidad trazando primero una tabla de control
  • Si es inestable, obtenga primero el control identificando y controlando los principales factores que afectan la situación inestable.
  • Solo si es estable, calcule la capacidad de un proceso para determinar si es capaz de alcanzar el objetivo

 

Conclusión:

En 1924 el Dr. Walter Shewhart diseño el primer gráfico de control, dando pie a una revolución en lo que al estudio del control de la calidad y estadística industrial se refiere. A casi noventa y cinco años del nacimiento de lo que hoy conocemos como el control estadístico de procesos (SPC), continúa siendo una valiosa herramienta para las industrias tanto de transformación como de servicios.

Metodologías modernas y de gran aplicación en la industria actual como Seis Sigma utilizan el control estadístico de procesos como una de sus herramientas básicas para entender, controlar y disminuir la variabilidad en los procesos de fabricación y de servicios.

El control estadístico de los procesos y el método de la capacidad del proceso resultan efectivos para determinar los problemas de calidad y su solución en las empresas pequeñas y medianas empresas.

En SPC Consulting Group contamos con amplia experiencia en consultoría y entrenamientos para implementar el SPC, en tu empresa, mediante nuestros Servicios de Consultoría ayudamos a nuestros clientes a alcanzar sus objetivos, comprendiendo sus necesidades, proporcionando soluciones prácticas y efectivas.

Si deseas saber más sobre este artículo, o requieres consultoría especializada para tu empresa comunícate hoy con nosotros, o te invitamos a nuestros próximos entrenamientos en las ciudades de Monterrey, Querétaro, Guadalajara, León y Ciudad de México. Para acceder a nuestro catálogo completo de cursos 2020 has click aquí.

Comentarios