El reúso de partes automotrices a través del IMDS

Cada año, 25 millones de toneladas de material provienen de autos viejos. De hecho, el 80 por ciento del automóvil que usted conduce hoy será reciclado. El Sistema Internacional de Datos de Materiales (IMDS) se creó para garantizar que los OEM automotrices utilicen los materiales de la manera más eficiente y reciclable. Pero, ¿qué responsabilidad recae en los fabricantes de piezas?

La creación del IMDS se basó en el principio de que no puede reciclar un automóvil si no sabe de qué está hecho. El sistema basado en Internet proporciona un registro de los materiales utilizados en la fabricación de automóviles y está diseñado para facilitar los esfuerzos de reciclaje de la industria.

Si bien alguna vez fue relativamente desconocido, el cumplimiento de IMDS ahora es inevitable para los proveedores de la industria automotriz. A menudo, los OEM automotrices se negarán a aceptar la entrega de componentes sin un número IMDS. Incluso para los fabricantes de piezas con relaciones duraderas con los OEM, los nuevos requisitos para los datos IMDS pueden retrasar los envíos hasta que se produzca un número IMDS.

¿Qué es el IMDS?

Como sus siglas lo indican, el IMDS es el Sistema Internacional de Datos de Materiales de la industria automotriz. Inicialmente fue un desarrollo conjunto de Audi, BMW, Daimler, DXC, Ford, Opel, Porsche, VW y Volvo. Otros fabricantes se han unido a la comunidad desde entonces e IMDS se ha convertido en el estándar global usado por la mayoría de los OEM del mundo. Se ha conversado con más fabricantes a respecto de su participación en IMDS. En IMDS, todos los materiales usados para la fabricación de automóviles se recopilan, se conservan, se analizan y se archivan. Usando el IMDS, los fabricantes de automóviles y sus proveedores pueden cumplir sus obligaciones, siguiendo los estándares, leyes y normativas nacionales e internacionales.

¿Cómo obtener un número IMDS?

 Para generar un número IMDS, los proveedores deben enviar sus datos de componentes al sistema en línea. Cada listado debe incluir el peso, el tamaño y la composición del material de la pieza y cada componente que contiene. Suena bastante simple, ¿verdad?

Desafortunadamente, el sistema no es particularmente intuitivo y aprender a operarlo de manera eficiente requiere tiempo, paciencia y horas de trabajo. Para muchos fabricantes más pequeños, esto puede convertirse en un ejercicio costoso. Sin embargo, a menudo es esencial para el suministro a la cadena de suministro automotriz. Para complicar aún más los procedimientos, a menudo hay más datos de materiales para un componente de lo que un fabricante de piezas podría pensar inicialmente.

Considere los espejos retrovisores de un vehículo como ejemplo. Los materiales básicos para esta parte pueden incluir un marco de acero inoxidable, vidrio para el espejo y cubiertas de plástico para la luz indicadora de señal, si el espejo incluye uno. Sin embargo, IMDS también requiere datos para cualquier componente más pequeño. Eso incluye cada tuerca, perno, bulbo y cojinete dentro del espejo.

IMDS en la cadena de suministro

Obtener datos para componentes más pequeños puede requerir que el fabricante retroceda a través de su cadena de suministro. Esto puede ser largo y lento si los proveedores de componentes no responden o no tienen datos precisos para piezas específicas.

Este no es un problema poco común cuando se trata con fabricantes en masa en China. A menudo, estos proveedores prestan servicios a una multitud de industrias, no solo automotrices, y por lo tanto, IMDS no es una prioridad.

Sin embargo, incluso cuando los fabricantes pueden adquirir un número IMDS de los proveedores, aún se requiere tiempo para fusionar estos datos en su propia entrada de producto, ya que IMDS requiere la composición química para una parte completa, en lugar de varias entradas para cada componente. Suena complicado, pero recopilar números IMDS directamente de los proveedores de componentes puede simplificar este proceso.

Un fabricante de piezas automotrices experimentó esto cuando suministró un tablero giratorio a Bentley Motors. Como subsidiaria de Volkswagen, las piezas suministradas a Bentley requieren datos IMDS completos. Entre muchos otros componentes individuales, el tablero de instrumentos requería cojinetes en miniatura métricos de acero cromado para facilitar la rotación de las piezas.

 

Conclusiones

Existen muchos requisitos legales en todo el mundo que requieren que los fabricantes de automóviles (OEM) informen sobre el contenido del vehículo. Además, existen requisitos de reciclabilidad y reutilización en algunas partes del mundo.

En lugar de que cada fabricante de automóviles desarrollara su propio sistema y requisitos, un grupo de ellos mencionados anteriormente, decidió a finales de los 90 desarrollar un sistema común para ser utilizado en toda la cadena de suministro automotriz: IMDS. No está solo: en los años transcurridos desde que IMDS se volvió productivo, se emitieron más de 300,000 ID de usuario en más de 100,000 compañías de IMDS. Es el estándar para la industria automotriz.

El modelo de flujo de trabajo básico del sistema es que cada proveedor envíe datos sobre las piezas que venden a su cliente directo. Cuando cada enlace en la cadena de suministro envía datos según este método, imita el flujo de piezas de la cadena de suministro real, preservando las relaciones cliente a proveedor. La entrada de datos en IMDS es con frecuencia un requisito contractual de PPAP, que es una parte de los sistemas estándar de calidad automotriz.

En SPC Consulting Group contamos con amplia experiencia en consultoría y entrenamientos para implementar IMDS en tu empresa, mediante nuestros Servicios de Consultoría ayudamos a nuestros clientes a alcanzar sus objetivos, comprendiendo sus necesidades, proporcionando soluciones prácticas y efectivas.

Si deseas saber más sobre este artículo, o requieres consultoría especializada para tu empresa comunícate hoy con nosotros, o te invitamos a nuestros próximos entrenamientos en las ciudades de Monterrey, Querétaro, Guadalajara, León y Ciudad de México. Para acceder a nuestro catálogo completo de cursos 2020 haz click aquí.

Comentarios