5 elementos que no pueden faltar en una Auditoría de Proceso

Durante el desarrollo de las auditorías internas en las organizaciones, que cuentan con un certificado IATF 16949, es importante considerar lo declarado en la Clausula 9.2.2.3 Auditoría al proceso de fabricación, donde se menciona que se “deben” auditar todos los procesos de fabricación, para determinar su eficacia 1 y eficiencia 2 utilizando el enfoque específico del cliente que sea requerido para las auditorías al proceso de fabricación.

El enfoque es la metodología que el cliente declare dentro de Requisitos Específicos para IATF 16949 ( o portales internos) pudiendo ser CQI-8: Guía para Proceso de Auditorias (www.aiag.org) o VDA Auditoria de Procesos 6.3 (www.vda.de).

Además de contar con evidencia de Auditorias a Procesos Especiales (CQI-11,12,15)

En el desarrollo de Auditorias a Proceso, las organizaciones deben proporcionar evidencia del cumplimiento de los siguientes requisitos, entre otros, no limitado a:

1 – Contar con tener una estructura de auditoría documentada.

  • Un proceso documentado para la realización de auditorías, donde se establezca, entre otras cosas: alcance, objetivo, duración, criterios de auditoria, responsabilidades,
  • Pasos a seguir posteriores al evento, elaboración de reportes y comunicación de resultados.

2 – Auditores con perfil y competencia definida.

  • Autoridades, roles y responsabilidades definidas para Auditores.
  • Determinar competencia necesaria y comprobada (conocimiento en procesos de manufactura y requisitos del producto)
  • Si el personal de la organización proporciona la formación para lograr la competencia, debe conservarse información documentada que demuestre la competencia del instructor.

3 – Deben existir planes de acción para resolver las no conformidades detectadas.

  • Mostrar evidencia de acción correctiva inmediata, contención y/o análisis de causa raíz (según se requiera)
  • Los planes de acción deben de estar adheridos a herramientas de solución de problemas normalmente definido en CQI-20 Solución de Problemas.

4 – Lecciones Aprendidas.

  • La información que se genere del proceso de auditoría, se integra como parte del conocimiento de los procesos, que tiene la organización.
  • El enfoque debe ser derivado de experiencias negativas (fallas de procesos, indicadores) o positivas (buenas prácticas, cumplimiento a estándares)

1) ISO 9001:2015 3.7.11 Eficacia: Grado en el que se realizan las actividades planificadas y se logran los resultados                              planificados.

2) ISO 9001:2015 3.7.10 Eficiencia: Relación entre el resultado alcanzado y los recursos utilizados.

3) ISO 9001:2015 3.10.4 Competencia Capacidad para aplicar conocimientos y habilidades con el fin de lograr los resultados previstos.

4) https://www.iatfglobaloversight.org/wp/wp-content/uploads/2019/11/IATF-16949-SIs_Oct-2019_es.pdf

5 – Rol de Alta Dirección.

  • La información que se genere de este proceso de auditoría, es de suma importancia para entender el grado de cumplimiento de los procesos de manufactura, además de la adherencia a los requisitos normativos que este expuesto a cumplir.
  • Siendo los hallazgos derivados, un elemento de entrada que la Alta Dirección de la organización, requiere como parte de la Revisión por Dirección, que de manera planificada debe de llevar a cabo.

Derivado del involucra miento de la Alta Dirección, es de suma relevancia que se evalué la eficacia de este proceso de Auditoria, pudiéndose contar con objetivos y métricos bajo las siguientes modalidades (entre otras):

  • PPM interno y externo.
  • % de cumplimiento de las auditorias.
  • # de No conformidades abiertas por área.
  • # de No conformidades recurrentes.
  • Costos de Mala Calidad.

Para mantener un Proceso de Auditorias, alineadas al estado actual de la organización, las listas de verificación, pudieran requerir una revisión para ser re evaluadas o cambiar el enfoque como parte de su adecuación (cuando sea permitido).

Otras razones para realizar cambios podrían ser:

  • Tener cambios en requisitos del cliente y/o partes interesadas.
  • Contar con nuevos procesos o se modifican los actuales.
  • Transferencia de maquinaria y/o equipo a un nuevo ambiente.
  • Se incorporan acciones correctivas (derivadas de Análisis de Riesgos)
  • Las operaciones manuales son reemplazadas por equipos automáticos.

Conclusión:

En conclusión, las Auditorias de Proceso, llevándose a cabo de una manera metódica, planificada y estandarizada, agregan valor al desarrollo de las organizaciones, ayudando robustecer los sistemas de trabajo y la participación activa de los Dueños de los Procesos y personal involucrado, reflejándose en la satisfacción del cliente interno y externo.

En SPC Consulting Group contamos con amplia experiencia en consultoría y entrenamientos para implementar Auditoria de Proceso en tu empresa, mediante nuestros Servicios de Consultoría ayudamos a nuestros clientes a alcanzar sus objetivos, comprendiendo sus necesidades, proporcionando soluciones prácticas y efectivas.

Si deseas saber más sobre este artículo, o requieres consultoría especializada para tu empresa comunícate hoy con nosotros, o te invitamos a nuestros próximos entrenamientos en las ciudades de Monterrey, Querétaro, Guadalajara, León y Ciudad de México. Para acceder a nuestro catálogo completo de cursos 2020 has click aquí.

Comentarios