BMW-M2-production-Leipzig-02

Producción de autos compactos migra a México

Tratados de libre comercio, bajo costo de mano de obra atrae a armadoras México se está convirtiendo en un gigante en la industria de autos compactos.

En los últimos 5 años, México ha visto un aumento en la capacidad de fabricación de automóviles a medida que las armadoras han construido plantas para tomar ventaja del bajo costo de mano de obra, fácil acceso al mercado americano y los tratados de libre comercio con Europa, Brasil y más de tres docenas de países.

México está teniendo el mayor impacto en la producción de autos compactos y subcompactos, ambos vehículos con márgenes de ganancia ajustados y de amplio atractivo para mercados fuera de Norteamérica. Este punto fue acentuado la semana pasada cuando Toyota anunció que ensamblará el auto Corolla en una planta que se construirá en el estado de Guanajuato, cerca de 100 millas al noroeste de la ciudad de México.

Andrew Ccicsila, de la empresa consultora AlixPartners dijo en entrevista, “Estamos viendo un reacomodo de la capacidad en Norteamérica, las plataformas pequeñas se están moviendo a México”.

Hasta el año 2013, USA ensambló más autos compactos que México. Los modelos Dodge Dart, Ford Focus, Honda Civic, Chevrolet Cruze y Sonic son todos vehículos fabricados en USA.

Por su parte, México ha estado fabricando los modelos Jetta y Golf de Volkswagen, Nissan Sentra y otros. Pero el año pasado, Nissan aumentó su producción en una segunda planta de autos compactos, y el Honda Fit y Mazda 3 empezaron a producirse en las nuevas plantas mexicanas.

Lo anterior propició que México tuviera una producción de autos compactos y subcompactos de 1,514,436 unidades, en comparación con la producción de USA de 1,489,836 unidades. Esta diferencia en capacidad aumentará también, ya que este año, Honda agregó la HR-V y Mazda por su parte el Mazda 2 en sus respectivas producciones en México. Además de una nueva planta de Kia en la ciudad de Monterrey y que se estima comience operaciones en el 2016 con el modelo Forte. La producción del modelo Corolla empezará en el 2019.

El bajo costo en la mano de obra hace atractivo a México para la producción de autos que se venden por menos de 20,000 usd. En promedio, los obreros de fabricas en USA reciben $19.71 usd por hora, mientras que en México, los obreros ganan en promedio menos de $20 usd por día de acuerdo con el proveedor de servicios de investigación, TradingEconomics.com. México tiene por lo tanto un menor costo de mercado laboral que China, quien ha visto los costos elevarse en la última década, según analistas.

Los acuerdos comerciales que tiene México también aumentaron el resultado en exportaciones. Audi, por ejemplo, recientemente seleccionó a México para la construcción de una nueva planta para la fabricación de la camioneta Q5, dejando fuera a la planta Chattanooga. Parte de esta decisión dependió en el tratado de libre comercio que tiene México con la Unión Europea, el mayor destinatario de la Q5. Bajo la actual regulación arancelaria, a este vehículo se le cargaría un 10 por ciento por concepto de arancel si se exportara desde USA.

Cerca de 500,000 unidades de los 3.2 millones de vehículos que se produjeron en México el año pasado fueron enviados a mercados fuera de Norteamérica. Tres mercados representaron la mitad de esas exportaciones fuera de la región del tratado de libre comercio de Norteamérica: Brasil, Alemania y China.

“Es sencillo sacar productos fuera de México si estás interesado en enviarlos a otras partes del mundo”, mencionó Bruce Belzowski, director ejecutivo del Instituto de Investigación del Transporte en la Universidad de Michigan, quienes organizarán una conferencia sobre la industria automotriz mexicana.

Hasta ahora, sin embargo, los analistas no están listos para declarar que México es una amenaza directa para las plantas y empleos de la industria automotriz en USA. Csicsila, el ejecutivo de AlixPartners, destacó que la producción automotriz de USA continuó a la alza aún y con la aceleración en México. El año pasado, la producción de vehículos ligeros en USA se incrementó de 665,000 unidades a 11.6 millones. La producción mexicana aumentó de 280,000 unidades a 3.2 millones.

El ejecutivo agregó, “México está teniendo un gran crecimiento, pero la capacidad de USA se debe a los vehículos de mayor tamaño y a los camiones”.

comments powered by Disqus