Directiva-RoHS-y-su-Relación--con-la-Industria-Automotriz

Directiva RoHS y su Relación con la Industria Automotriz

Durante la fase de diseño y desarrollo de un producto automotriz es importante asegurar que los materiales seleccionados contengan sólo sustancias que cumplen regulaciones internacionales  de protección a la salud y el medio ambiente.

En enero de 2003 el Parlamento Europeo publica la “Directiva 2002/95/CE sobre restricciones a la utilización de determinadas sustancias peligrosas en aparatos eléctricos y electrónicos” donde se declara la importancia de “proteger la salud humana y adoptar una estrategia global para limitar el uso de mercurio, cadmio, plomo, cromo hexavalente, PBB y PBDE” y que “la forma más eficaz de reducir de forma importante los riesgos para la salud y el medio ambiente…es sustituirlas por otras  más seguras en los aparatos eléctricos y electrónicos”.

RoHS básicamente restringe el uso de metales pesados (Hg,Cd,Pb,Cr VI)  y algunos retardantes de flama (PBB y PBDE) usados en plásticos, aunque existen algunas excepciones en las que sí pueden ser usados como:

  • Mercurio en lámparas fluorescentes de diferente tipo.
  • Plomo como elemento en aleaciones, en vidrio de tubos de rayos catódicos, en soldadura de alta fusión y componentes electrónicos.
  • Cromo hexavalente como protección anticorrosiva para sistemas de refrigeración.

En Junio de 2011 la Directiva original es derogada y se publica la llamada Directiva RoHS2 2011/65/UE que, aunque conserva las restricciones a las mismas sustancias, agrega más detalles legales, condiciones regulatorias y se expande la lista de excepciones permitidas, entre los cambios más importantes es que se especifican los valores máximos de concentración tolerables en peso en materiales homogéneos:

  • Plomo (0.1%)
  • Mercurio (0.1%)
  • Cadmio (0.01%)
  • Cromo hexavalente (0.1%)
  • Polibromobifenilos (PBB) (0.1%)
  • Polibromodifeliéteres (PBDE) (0.1%)

Los fabricantes de partes eléctricas o electrónicas para la industria automotriz que comercialicen sus productos en la Comuniad Europea deben evaluar si cumplen con los requerimientos RoHS2, además de los específicos de la industria automotriz: ELV, GADSL, RSMS, etc.

Si deseas saber más sobre este artículo comunícate hoy con nosotros, o te invitamos a nuestros próximos entrenamientos en las ciudades de Monterrey, Querétaro, Guadalajara y/o Puebla en México. Para acceder a nuestro catálogo completo de cursos has click aquí.

comments powered by Disqus