Administración-de-Proyectos

Administración de Proyectos

Project Management o Administración de Proyectos, es la disciplina de planear, organizar, motivar y controlar los recursos para alcanzar metas específicas. Un proyecto es un esfuerzo temporal diseñado para producir un producto, servicio o resultado único con un principio  y un final (usualmente con limitaciones de tiempo y a menudo limitado por la financiación o las entregas), realizado para alcanzar metas específicas y objetivos, y para brindar cambios beneficiales o valor agregado. La naturaleza temporal de los proyectos está en contraste con la rutina (u operaciones), que son actividades funcionales repetitivas, permanentes o semipermanentes para producir productos o servicios. En la práctica, la gestión de estos dos sistemas es a menudo bastante diferente, y como tal, requiere el desarrollo de habilidades técnicas distintas y estrategias de gestión.

El desafío principal de Project Management es alcanzar todas las metas del proyecto y objetivos manteniéndose en los límites preconcebidos. Las limitaciones principales son el alcance, el tiempo, calidad y presupuesto. El reto secundario y el más ambicioso es optimizar la asignación de los insumos e integrarlos para alcanzar los objetivos predefinidos.

El enfoque tradicional

Un enfoque gradual tradicional identifica la secuencia de los pasos a seguir. En el “enfoque tradicional”, pueden distinguirse cinco componentes  de desarrollo (cuatro etapas más control):

Las fases de desarrollo de un proyecto de ingeniería son:

  1. Iniciación
  2. Diseño y planeación
  3. Ejecución y construcción
  4. Sistemas de control y monitoreo
  5. Terminación

No todos los proyectos tendrán todas las etapas, ya que algunos proyectos pueden terminarse antes de que alcancen la terminación. Algunos proyectos no siguen una planeación estructurada y/o procesos de monitoreo. Y algunos pasarán por los pasos 2,3, y 4 varias veces.

Muchas industrias utilizan variaciones de estas etapas de proyecto. Por ejemplo, si se trabaja en la construcción y diseño de ladrillo y cemento, los proyectos usualmente pasaran por las etapas como pre planeación, diseño conceptual, diseño esquemático, desarrollo de diseño, dibujos de construcción (o documentos de contrato), y administración de construcción. En el desarrollo de software, este enfoque es a menudo conocido como el modelo de cascada, es decir una serie de tareas tras otra en secuencia linear. Muchas organizaciones en el desarrollo de software han adaptado el Proceso Racional Unificado (RUP) para encajar esta metodología, aunque RUP no requiere o recomienda explícitamente esta práctica. El desarrollo en cascada funciona bien para proyectos pequeños y bien definidos pero a menudo falla en proyectos grandes de naturaleza no definida o ambigua.

El cono de incertidumbre explica algo de esto a medida que la planificación de la fase inicial del proyecto sufre un alto grado de incertidumbre. Esto se vuelve especialmente cierto ya que el desarrollo de software es a menudo la realización de un producto nuevo o novedoso. En los proyectos donde los requerimientos no han sido finalizados y puedes cambiar, la administración de requerimientos es usada para desarrollar una definición exacta y completa del comportamiento del software que pueda servir como base para el desarrollo de éste.

Mientras los términos pueden variar de industria a industria, las etapas actuales típicamente siguen pasos comunes para la solución de problemas, “definir el problema, evaluar opciones, escoger una ruta, implementación y evaluación.”

Si deseas saber más sobre esta herramienta comunícate hoy con nosotros, o te invitamos a nuestros próximos entrenamientos en las ciudades de Monterrey, Querétaro , Guadalajara y/o Puebla en México. Para acceder a nuestro catalogo completo de cursos has click aqui.

comments powered by Disqus